Organización Administrativa

Organización Administrativa

Zonificación actual de la organización administrativa

La zonificación actual de la provincia de Zamora no cuenta con comarcas administrativamente reconocidas, concepto que no ha llegado a hacerse oficial. Existen sin embargo elementos de articulación espacial, con reconocimiento suficiente como para hacerse notar en la gestión del territorio.

Por un lado se cuenta con algunas categorías espaciales de gobierno (partidos judiciales, áreas funcionales de Castilla y León, comarcas agrarias y turísticas).

Un estudio y propuesta de comarcalización de Castilla y León, realizado en 1985 a iniciativa del gobierno regional, condujo a proponer algunos ámbitos para la provincia (Santos y Peiret, 2001): Sayago, Aliste, Tierras de Zamora, Campo de Toro, Benavente y Campos, Sanabria y Carballeda. El proyecto de comarcalización, sin embargo, no llegó a consolidarse, con la excepción del Bierzo en León, que goza de reconocimiento oficial desde 1991.

Por otro lado, en 2000 se completaron unas Directrices de Ordenación del Territorio, que permitieron definir áreas funcionales para el conjunto de Castilla y León. En la provincia de Zamora se trataba de: Sayago, Zamora, Toro, Puebla de Sanabria, Aliste-Alba-Tábara, y Benavente.

Finalmente, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación establece en 1996 un sistema de comarcas agrarias, aún vigente: Sayago, Aliste, Duero Bajo, Campos-Pan, Aliste, Benavente y Los Valles, Sanabria. El sentimiento comarcal en la provincia ha dado lugar a algunas diferenciaciones que persisten por vía cultural. Como tal, se definen las siguientes comarcas: Sayago, Aliste y Sanabria-La Carballeda, Benavente y los Valles, la Tierra de Campos y la Tierra del Pan, así como las comarcas de Toro, Tierra del Vino y Guareña.

Puede decirse que el sentimiento comarcal se ajusta en gran medida a los antiguos partidos judiciales, si bien hay alguna comarca que puede considerarse exenta. Dentro del antiguo partido de Fuentesaúco, La Guareña, en el extremo SE de la provincia, en torno al río homónimo. En el lado oriental de Sanabria, la Carballeda. En la transición entre Aliste y Tierra del Pan se encuentra la subcomarca de Alba o Carbajales. Y, finalmente, en torno a Tábara puede definirse una pequeña comarca, con el mismo nombre.

La comarca de Sayago, con 1,484.6 km² (14,05% de la provincia) y una población total en 2009 de 9,677 habitantes (4,95% de la provincia), se compone de los municipios descritos y sus agregados.

Zonificación histórica

La comarca de Sayago aparece citada por primera vez de forma relativamente tardía, en el contexto de la consolidación de las propiedades del Cabildo de la Catedral de Zamora. Aparecen así menciones a Sayago (1256, Tumbo Blanco de Zamora), Salagu, con referencia al despoblado de Corporales, junto a Bermillo (“archipresbitero de Salago”; “quandam aldeam in Salagu qui dicitur Corporales”; Tumbo Negro de Zamora; en 1216 y 1220, respectivamente; debe leerse Saiago) y a Sallago (1205, Tumbo Blanco de Zamora; debe leerse Saliago). Analogamente “villa illa in Saliago” (1205, documentación de Alfonso IX). En los Fueros de Zamora, se menciona a Fariza como perteneciente a Sayago: “Facta carta in Sayago, apud Fariçam” (1221). Los documentos del Archivo Catedralicio de Zamora hacen referencia a una “carrera de Sayago” (1250), esto es, un camino de carros dirigido a Sayago. En estas menciones tempranas, es improbable que la referencia sea a la comarca tal como ahora la conocemos. Puede tratarse de un ámbito inicialmente más restringido y cercano a la ciudad de Zamora. Posteriormente, al ensancharse el radio de acción e influencia de la ciudad, el alcance de la denominación se extiende hacia el Sur y el Oeste, hasta ir completando la demarcación actual.

Las referencias a un Partido de Sayago ya constan en el Censo de población de las provincias y partidos de la Corona de Castilla, elaborado en 1591. El Obispado de Zamora esta a la sazon dividido en cuatro partes. Tres de ellas llevan la identificación como “tierra de” (Toro, El Vino, El Pan). En cambio, nuestra comarca figura como “Partido de Sayago”.

Anteriormente, Ferrero revisa en repartimientos del s. XV la asignación de lugares de Sayago: “Según el citado repartimiento de «peones y bestias» de 1484, vivían en dicha Tierra de Sayago un total de 1371 vecinos pecheros; siendo las poblaciones más importantes las de Almeida con 80 vecinos, seguida de Roelos y Pereruela, con 70 cada una, Villamor de Cadozos con 55 y Tamame, Carbellino y Bermillo con 50; y las menores las de Villardiegua del Nalso con uno, Relazas y Fresno de Zamora [esto es, de Sayago] con dos cada una, y Los Alcamines y Judiez con tres cada una”.

El Catastro de Ensenada (1752-1753) menciona como pertenecientes a Sayago un conjunto de villas y lugares, a los que añade las siguientes dehesas: Banafiel (Moraleja), Cadozos (Bermillo de S.), Las Chanas (Carrascal), Corporales (“Dehesa de San Phelipe y Santiago que llaman de Corporales”, en Bermillo), Faoncino (Fadon), Fernandiel (Muga de S.), La Albañeza (Moral de S.), Macadina (perteneciente entonces a Alfaraz), Congosta (Carrascal), Cuartico (lindante con Villar del Buey), Fernandiel (Muga), Fontanillas (en Arcillo), Judiez (Pereruela), La Carba (lindante con el Duero, junto a Vegas de Arriba), La Fresnera (Mayalde), Las Vegas de arriba y de abajo (junto al Duero), Llamas de Ayuso (Tamame), Macada del Hoyo (Viñuela) y Macada del Sierro (Viñuela), Pelazas (Villar del Buey), San Juan de Becerril (Torrefrades), San Mamed (Carrascal), San Pablo de la Zetre (en Piñuel), Semil o Seismil (Cabañas), Sobradillo de las Garzas (Muga), Soguino (Viñuela), Trabanquina (Moralina), Valdegarcia (Pereruela), Villardiegua del Nalso (Roelos), Villardiegua del Sierro (Pereruela).

Por otro lado, el CME señala algunos despoblados: Alcamin Alto y las Furnias (con consideración de dehesa, en Pereruela), Alcamin Bajo (Pereruela), Amor (La Tuda), Carbellinico (Fresno de S.), La Viñuela (con consideración de dehesa, en Pereruela), Campean (lindante con Pereruela, Las Enillas, Tardobispo), Casillina (Pereruela), Castroterreño (lindante con La Tuda), Estacas (actualmente en Salamanca, colindante con el Tormes al sur de Almeida), Furnias Bajas (con consideración de dehesa, en San Román), Mezquitilla (en Carrascal), Requejo (Moral de S.), San Julián (en San Román, con consideración de dehesa), Torre el Mu o Torredelmud (Cabañas, con consideración de dehesa).

    En 1763 se registran en padrón los lugares que forman la comarca de Tierra de Sayago. Son los siguientes: Abelón, Alfaraz, Almeida, Argañín, Argusino, Badilla, Bermillo de Sayago, Cabañas de Sayago, Carbellino, Carrascal, Cernecina, Cozcurrita, Las Enillas, Escuadro, Fadón, Fariza, Figueruela de Sayago, Formariz, Fresnedillo, Fresno de Sayago, Gamones, Gáname, Luelmo, Malillos, Los Maniles, Mamoles, Mayalde, Mogatar, Monumenta, Moral de Sayago, Moralina, Muga de Sayago, Moraleja de Sayago, Palazuelo de Sayago,Pasariegos,, Peñausende, Pereruela, Piñuel, Roelos, Salce, San Román del Valle, Sobradillo de Palomares, Sogo, Tamame, Torrefrades, Torregamones, La Tuda, Tudera, Villadespera, Villar del Buey, Villardiegua de la Ribera, Villamor de Cadozos, Villamor de la Ladre, Viñuela de Sayago y Zafara.

A finales del s. XVIII, el geógrafo Tomás López ofrece una descripción articulada del territorio sayagués. El partido consta de:

• Siete villas: Fermoselle, San Román de los Infantes, Mayalde, Peñausende, Moraleja, Santarén y Azmesnal.

• Cincuenta y cuatro lugares: Escuadro, Villamor de Cadozos, Piñuel, Arcillo, Cernecina, Mogátar y Los
Maniles, Sogo, Carrascal, Fadón, Tamame, Las Enillas, La Tuda, Cabanas, Luelmo, Moralina, Fresnadillo, Zafara, Argañín, Muga, Monumenta, Cozcurrita, Argusino, Formariz, Palazuelo, Fariza, Pasariegos, Villar del Buey, Villamor de la Ladre, Gamones, Alfaraz, Badilla, Torregamones, Fresno, Mámoles, Salce, Moral, Bermillo, Tudera, Villadepera, Viñuela, Torrefrades, Figueruela, Almeida, Pereruela, Abelón, Ganame, Carbellino, Roelos, Sobradillo de Palomares, Malillos, Villardiegua de la Ribera, Fornillos, Cibanal y Pinilla.

• Cuarenta y siete dehesas: Macadina, Cadozos, Carbellino, Villoria, Paredes, San Pablo de la Cetre, Puercas, Banafiel, Las Chanas, San Mamed, Congosta, Furnias, Mezquitilla, Barbadillo, Casillina, La Carba, Llamas de Ayuso, Sesmil, San Julián, Fresneda, Villardiegua del Sierro, Las Vegas, Trabanquina, Cuartico, Sobradillo de las Garzas, Albañeza, Fernandiel, Fadoncino, San Juan de Becerril, Macada del Sierro, Macada del Hoyo, Soguino, Requejo, Sacedillo, Villanueva la Malasentada, Pelazas, Campean, Alcamín Alto, Alcamín Bajo, Judíez, Viñuela, Fontanillas, Valdegarcía, Estacas, Villardiegua del Nalso, Castro Terreño y Serna y Bárate.

• Tres despoblados: Corporales, Amor, Torre el Mut.

En cuanto a los límites que consagran, al final del Antiguo Régimen, el Partido de Sayago, puede usarse como referencia el Mapa de la provincia de Zamora, editado en 1773, que acompaña a los trabajos de Tomás López.

El límite por el Norte y Noroeste es claro, pues lo traza de forma inequívoca el Duero. Por el Este, en su confin con la Tierra del Vino, hay una frontera ondulante que arranca de la propia ciudad de Zamora. Incluye Alcamin Alto y Bajo, excluye Tardobispo, incorpora Amor, pero deja de lado El Perdigon, y a partir de este punto sigue estrictamente la rivera de Campean hasta llegar a Cabañas, que es incorporado a Sayago con un pequeño embolsamiento. De Cabañas, la línea fronteriza gira hacia Mayalde, excluyendo de Sayago a Villagarcia de los Pinos. Hay un entrante perteneciente a Salamanca (La Sagrada) que coincide con las estribaciones del Teso Santo.

A partir de este punto, la frontera penetra decididamente hacia el Sur, donde se encuentran Santarén y Moraleja, ambos sayagueses, y corre por Asmesnal hasta tocar con el Tormes en Estacas. Sigue luego el curso de este rio, aguas abajo, hasta su entronque con el Duero.

Estos sucesivos recuentos marcan un territorio en lo esencial coincidente con el actual espacio sayagués. Cambia solo el panorama por la extinción, a medida que avanza el tiempo, de algunos topónimos, que primeramente pasan a despoblados y luego se olvidan o se extinguen en la toponimia menor. Por otra parte, alguna villa como Torremut pasa a considerarse despoblado.

En la evolución subsiguiente desempeñan un papel destacado las desamortizaciones decimonónicas, que provoca la absorción de determinados lugares de poca importancia dentro de realengos anejos.

Como indica Cabo Alonso (1956), en 1926 se habían independizado como municipios Cibanal y Figueruela, originariamente dependientes de Argusino y Fresno; en 1927 Formariz se separó de Fornillos, y La Tuda, con Las Enillas, de Tardobispo. En 1928, Fadon se separó de Ganame. Esta tendencia se ha venido invirtiendo después de la Guerra Civil, con la progresiva pérdida de independencia municipal de numerosas localidades.

Fuente: GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS para la Observación del Paisaje Agrario como espacio patrimonial en el Oeste Peninsular. Esther Isabel Prada Llorente. Organización Administrativa.

Por otro lago, con cierta tradición de comarcas tradicionales, asentada en la zonificación antigua y las percepciones geográficas populares.

En el caso de Escuadro, su clara pertenencia a Sayago no se ve puesta en cuestión. Puede acudirse a la indicación ofrecida por Martin Viso (1996):

La tierra de Sayago se encuentra situada al sudoeste de la actual provincia de Zamora. Por el norte y el oeste, su línea de demarcación es el río Duero que, entre Fermoselle y Villardiegua de la Ribera, es límite con el Tras-os-Montes portugués y, entre Villardiegua y San Román de los Infantes, separa a la comarca sayaguesa de Aliste y de la Tierra del Pan. Al sur, el curso del Tormes, desde Ledesma, divide Sayago del Campo de Ledesma y Los Arribes salmantinos, siguiendo la división provincial actual; el sector sudoriental, escasamente habitado, coincide con el territorio de Peñausende, mientras su separación con la más oriental Tierra del Vino zamorana se realiza mediante una serie de pequeños altozanos.

Los partidos judiciales de la provincia, originados a partir de la Subdivisión en partidos judiciales de la nueva división territorial de la Península e islas adyacentes, aprobada por S. M. en el Real Decreto de 21 de abril de 1834, son actualmente, y tras sucesivos cambios, los de Toro, Zamora, Benavente, Puebla de Sanabria y Villalpando. Inicialmente se establecieron además los partidos de Bermillo de Sayago, Alcañices y de Fuentesaúco, que luego quedaron absorbidos. Todo el Sayago se encuentra incluido en el partido de Zamora, así como Alcañices. Toro ha englobado el antiguo partido de Fuentesaúco.

Como indica Cabo Alonso (1956), las setenta entidades de población de la comarca quedaron agrupadas en 47 municipios y un partido judicial (Bermillo de Sayago). Cabañas se separó de este partido en 1931 para pasar a depender de Zamora capital, como también lo hacía La Tuda. Mayalde se incorporó más tarde al partido de Fuentesaúco. Posteriormente, todo Sayago ha pasado a incluirse en el partido de Zamora.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *