Tradición y cultura

A lo largo de toda la geografía de Arribes y Sayago se ha desarrollado una artesanía escasamente comercializada. Antiguamente se desarrollaban objetos útiles y enseres domésticos y de trabajo, que hoy en día el deshuso ha transformado en meros objetos decorativos.

Tanto en la zona de Zamora como la de Salamanca tienen representaciones artísticas de gran diversidad: cerámica, alfombras, bordados, cobre, forja, mimbre, etc.

Ha sido tanta la especialización artesana local que algunos pueblos se han hecho identificables por estas labores, tales como Fermoselle por la piel y el mimbre, Carbellino por la cerámica, los bordados y el mimbre, Fornillos, por el mimbre y la piel, Moralina por el telar, Pereruela por la cerámica, Villadepera por el mimbre y el bordado, Villardiegua por el mimbre, Zamora por el mimbre, la forja, la madera, cobre, piel y tapicería.

:: Cerámica

   La zona de Sayago ha sido siempre la más importante en este tipo de arte, aunque el número de alfareros ha ido disminuyendo con el tiempo. Pereruela es el pueblo más tradiccional en la fabricación de cerámica, desarrollandose productos como cazuelas para asar, hornos, pucheros, y todo tipo de utensilios para el hogar.

:: Cuero y zapatería

   Este tipo de artesanía se desarrolla sobre todo en Salamanca.

Además, el mimbre, bordados, encajes y puntillas, son productos tradicionalmente elaborados en los municipios charros.

:: Gastronomía

La cocina de Arribes y Sayago no se caracteriza por una gran variedad, sino por la calidad de las materias primas de los productos que se elaboran.

Algunos de los platos más importantes de Arribes del Duero son las lentejas con chorizo, las judias blancas, las patatas con bacalao, sopas de ajo, patatas revolconas, cocido castellano, …

Mención a parte merece todo lo relacionado con productos cárnicos, debido a su enorme calidad y variedad. Los embutidos desde siempre se han realizado de forma tradicional en la zona de Arribes, esto es, en familia, en ambiente festivo, … destacando los chorizos, farinatos, salchichones y morcillas.

En la zona de Salamanca se consume morro rebozado, asados a la brasa y lechazos. Otros platos de importancia son migas, pisto, farinato, picadillo…

Los hornazos son típicos de la zona de Salamanca, donde se consumen en familia en días señalados por las tradiciones locales, como el Lunes de Pascua y el Lunes de Aguas, aunque también se elaboran en la de Zamora. Consisten en una especie de empanada rellena de embutido (trozos de jamón, tocino, chorizo, lomo, huevo cocido).

El queso es elaborado principalmente con leche de oveja en pueblos como La Fregeneda, Hinojosa de Duero, Sobradillo, Vilvestre o Trabanca, en Salamanca, y Fariza o Cibanal, en Zamora.

Los vinos de la zona de Arribes se elaboran con variedades de uva Malvasía, Verdejo, Palomino, Morisco, Bobal y Juan García, bajo la denominación de origen de D.O. Arribes del Duero. Son generalmente claretes frescos y afrutados y tintos con más cuerpo y propios para carnes. Las localidades a destacar son Fermoselle, Villarino de los Aires, Pereña, Masueco y Aldeadávila.

En repostaría podemos disfrutar de productos como las rosquillas de Ledesma, las rosquillas de dedo, el roscón de almendras, la tarta de almendra, el repelado, el piñonate, la almendra garrapiñada, el bollo maimón, los huevos carboneros, obispos y santillín, así como las flores, orejas, doradas, aceitadas, mantecados, perronillas, buñuelos y huevos de santo, etc.

No podemos olvidar el pan elaborado en horno de leña, más frecuente en la provincia de Zamora.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies